Corrientes en alerta por varios focos ígneos activos en distintos lugares.

0
43

Corrientes, Misiones y Río Negro registraban ayer focos activos de incendios forestales, informó el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (Snmf).

De acuerdo con el reporte diario del organismo, los incendios en Corrientes permanecían activos en Caá Catí, donde se desplegaron dos brigadistas y dos móviles de apoyo pertenecientes al Snmf.

En tanto, en Misiones, los focos se dan en las localidades de Aristóbulo del Valle, El Soberbio, Garuhapé y Candelaria, donde operó un avión hidrante.

Mientras que en Río Negro continúan las llamas en Complejo Lago Martín, en Bariloche, consecuencia del incendio que comenzó el 7 de diciembre a raíz de un rayo.

Asimismo, el organismo precisó que las llamas fueron controladas en la localidad de Junín, en San Luis; en Tolhuin, en Tierra de Fuego; en San Vicente, en Misiones; y en La Cruz, Santo Tomé I y II, en Corrientes.

En Aluminé, en Neuquén; y en Ituzaingó, en Corrientes, los incendios fueron contenidos.

Por último, el organismo informó que están extinguidos en Chacabuco, en San Luis y en Collón Curá, en Neuquén.

Registros

La Dirección General de Industria de Defensa y Espacio de la Unión Europea (Defis) reportó más de 1.000 incendios activos y 10.000 hectáreas quemadas en Corrientes.

Nuevamente eligieron como imagen del día una captura satelital del territorio provincial en la que se observan los efectos del fuego.

Por su parte, el Gobierno de Corrientes solo pudo cuantificar unas 6.000 hectáreas quemadas de terrenos forestados durante este mes. Aclararon que desconocen la totalidad de campos y pastizales afectados hasta el momento, pero reconocieron que se trata de un número mayor al de los monocultivos.

A través de imágenes satelitales del programa espacial Copernicus, la ciencia europea puso el foco ayer en la gravedad de los incendios forestales de la región nordeste de Argentina. Precisamente, la imagen seleccionada fue observada el pasado domingo 23 de enero por uno de los satélites Copernicus Sentinel-2, cerca de la localidad de Ituzaingó.

La imagen de los incendios en curso es parte de una seguidilla de información provista por la Unión Europea en torno a la sequía que afecta a esta provincia y a la región. Anteriormente, graficaron la bajante histórica de la altura del río Paraná.

También insistieron en que los satélites Copernicus Sentinel-2 brindan datos gratuitos y abiertos, que se pueden usar para monitorear los incendios forestales y su impacto en la tierra y la vegetación.

Fuente: El Litoral                                           Autor: portalcorrientes.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí