Vicente Martínez Torrens en Mocoretá: “Tenía una deuda con Vicente Pérez”

0
344

Como pocos, el padre Vicente puede plasmar con su testimonio las vivencias de los soldados argentinos que lucharon contra las tropas inglesas, porque él vivió aquella guerra en primera persona, trinchera por trinchera, tanto en la isla Soledad como en la Gran Malvina.

Este martes por la mañana llegó a Mocoretá para honrar la memoria de Vicente Pérez, el soldado de Mocoretá que falleció en Malvinas el 28 de abril de 1982.

En primer término, se reunió en la Municipalidad con el Intendente Juan Pablo Fornaroli, el Viceintendente Dr. Marcelo Tisocco, familiares de Vicente y también con docentes y alumnos de la localidad.

 

El religioso, a quien todos escuchábamos con mucha atención dado que no hay desperdicios en su relato, porque cada anécdota se vuelve una historia viva, que nos traslada a ese suelo patrio; aunque hayan pasado 40 años, dice que esta visita le permite saldar una deuda con nuestro soldado, que es el único lugar al que le faltaba llegar para homenajear a los 649 caídos.

No solamente recuerden siempre la historia de Malvinas, traten de ser como aquellos soldados

En la charla que mantuvo con los alumnos, les contaba de su experiencia en el Canal San Carlos, Monte Kent, Puerto Argentino, Puerto Enriqueta, Bahía Fox, Darwin… el remolcador “Yegüín”, el rompehielos “Irízar” y les dejó un concejo: No solamente recuerden siempre la historia de Malvinas, traten de ser como aquellos soldados, que a pesar de su corta edad fueron ejemplos de valentía, responsabilidad y amor a la Patria”.

El padre Vicente, fue el primer religioso en llegar a las islas, pisó Puerto Argentino el 3 de abril de 1982 y partió el 18 de junio, cuatro días después del alto el fuego, luego de rescatar a numerosos soldados heridos para traerlos al continente. Nos cuenta que el último día, fue el día más impresionante de la guerra, una mezcla de tristeza y absoluto silencio, difícil de asimilar tras tantas jornadas de estruendo de bombas, fusiles ametralladoras y explosiones.

El homenaje que le debía a Vicente, mi tocayo

Más tarde se trasladó al cementerio para conocer el lugar donde descansan los restos de nuestro héroe. Allí contaba que estaba frente a un momento muy significativo en su vida. Vicente Pérez fue el primer soldado fallecido en Malvinas al que recibió en sus brazos, cayendo en la cuenta que estaban viviendo literalmente una guerra. Cuenta que nunca pudo olvidar su rostro imberbe, joven; parecía un niño. Incluso, dos meses después de terminada la guerra seguían las pesadillas de ese momento cuando el soldado llega herido de muerte a sus brazos.

Ya sobre la tumba donde yacen los restos de Pérez, Martínez Torrens, con aquella estola que lo acompañó en la guerra, elevó una oración en su memoria y con la Bandera nacional que flameó en Malvinas puesta sobre la tumba, se entonaron las estrofas del Himno nacional argentino, cumpliendo de esta manera el homenaje a los 649 héroes de Malvinas.

Antes de despedirse confesó que se va de Mocoretá con una sensación muy gratificante, sabiendo que hay autoridades, docentes, estudiantes y comunicadores comprometidos con Malvinas. Luego hizo entrega de un Rosario similar al que dejó en la tumba de los soldados de Malvinas a la hermana de Vicente Pérez, Sra. Bernardina Acevedo.

A modo de sugerencia, dijo que le gustaría que los restos del Héroe de Malvinas de Mocoretá, fueran colocados en el monolito inaugurado recientemente y que fuera realizado por alumnos de la Escuela Técnica Alfredo C. Passera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí