Veda: ambientalistas hablan de depredación y guías de pesca minimizan las denuncias.

0
27

Iniciaron campañas para pedir la derogación de los últimos permisos.

Un ambientalista denunció públicamente a una cabaña turística de la provincia de Corrientes de propiciar la “depreciación sin control” en el río Paraná. Mientras que otra asociación de pescadores inició una campaña para conseguir la derogación de la actual veda, que permite la extracción de las especies dorado y surubí.

“Corrientes está regalando sus recursos”, dijo ayer el vocal de la Asociación de Pescadores Deportivos del Litoral (Apdl). A la par, el grupo originó una campaña de repudio con la consigna “Los peces valen más vivos que muertos”, con la intención de pedirle marcha atrás al Ministerio de Turismo de la provincia.

Desde la semana pasada se puede realizar pesca extractiva en Corrientes, con cupo para determinadas especies, como el dorado y el surubí, pero se prohíbe su transporte: se debe consumir en el lugar. “La habilitación está fundamentada en las reuniones que hemos hecho con guías y operadores (turísticos), más que en una cuestión científica”, reconoció a Radio Dos el director de Recursos Naturales, Agustín Portela.

Sin embargo, el ambientalista correntino Luis Martínez cuestionó ese argumento: “La habilitación no solo beneficia al sector turístico sino también a los que quieren depredar nuestro río Paraná, porque no todos los días se respetan las normas. Así como algunos guías, las cabañas tampoco respetan las reglamentaciones”, señaló en diálogo con El Litoral.

“Hice una denuncia en Twitter a una reconocida cabaña de Paso de la Patria que ya tiene antecedentes (ver foto). La gravedad que está ocurriendo en el Paraná es que se está exponiendo a nuestra fauna íctica”, lamentó Martínez, y añadió una falta de controles en el Paraná.

El pescador itateño Cacho Quintana minimizó la gravedad que señaló el ambientalista, y aseguró que “un pescador deportivo, tres veces al año, saca y come tres pescados a la orilla del río”.

En tanto que la publicidad de la Dirección de Recursos Naturales de Corrientes está centrada en el decomiso de las piezas extraídas en la pesca furtiva, que luego son donadas a comedores comunitarios de la misma provincia. “Nunca hubo un acuerdo de la veda con Chaco, por cuestiones políticas”, añadió Chapero en diálogo con la radio Facundo Quiroga, en relación al pedido científico de una unificación regional de las regulaciones pesqueras en este río.

Además, el Instituto de Ictiología del Nordeste (Inicne) descartó un fundamento científico para la flexibilización de la veda, y sus integrantes señalaron que, según sus estudios, desde el 2019 no se evidencian eventos de reproducción exitosos en los peces migradores del Paraná. Todos pidieron a las autoridades correntinas que se retome la mesa de trabajo (como la que se consultó hasta el año pasado, por decreto provincial) para buscar un consenso.

“Seguimos insistiendo en que el Gobierno derogue esta resolución, porque no cuenta con el aval técnico y científico, porque no hay una mesa de diálogo y porque no se ha llamado a un consenso”, manifestó Martínez.

Fuente: El Litoral                                        Autor: porcorrientes.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí