Un bebé correntino necesita 29.000 dólares para un implante coclear.

0
146

Tiene hipoacusia bilateral, como secuela de haber tenido meningitis. El pedido se realizó en noviembre del 2021, pero la obra social aún no respondió.

Ángel es un bebé de 1 año y tres meses que se encuentra a la espera de un implante coclear que le permita recuperar la audición.

En noviembre del 2021, la familia presentó los documentos requeridos para comprobar su diagnóstico de  hipoacusia profunda bilateral.

Sin embargo, el Instituto de Obra Social de Corrientes (Ioscor) le denegó la solicitud, por tratarse de un dispositivo especial con un valor de 29.000 dólares, y que debe ser implantando en Buenos Aires por su delicado estado de salud.

La historia de Ángel

Lucía Rolé, madre del niño, dialogó con El Litoral y contó sobre la lucha que lleva adelante por la salud de uno de sus gemelos. Ángel tiene un hermanito llamado Joaquín. Desde su nacimiento, Ángel requirió cuidados especiales.  Nació con una malformación cervical y a los pocos días fue derivado desde Corrientes al Hospital Garrahan en Capital Federal, reconocido por su capacidad de atención pediátrica de alta complejidad.

En su ingreso al centro de salud, contrajo un virus intrahospitalarios que retrasó el tratamiento, que incluía la toma de fuertes inmunosupresores, debido a la afectación de su estado anímico y fisiológico, explicó Lucía a este medio.

“Después, la bacteria ingresó al líquido de la médula y desarrolló meningitis. Estuvo un mes en terapia intensiva”.

Tras la estabilización del cuadro, se pudo retomar el tratamiento para la malformación cervical a través de la administración de sirolimus y escleroterapia. “El tratamiento consiste en punzar cada uno de los quistes de la malformación para que se desinflamen. Se lo realizó dos veces”, detalló.

Sin embargo, las complicaciones continuaron y antes de recibir el alta ambulatoria para el tratamiento la madre empezó a notar otros signos de alerta que compartió con los médicos.

Allí surgieron los nuevos diagnósticos. La meningitis le produjo secuelas al pequeño Ángel, que incluían hidrocefalia aguda e hipoacusia profunda bilateral.

La intervención por la hidrocefalia fue inmediata, pero no tuvo resultados exitosos y tuvieron que colocarle  una válvula para evitar mayores complicaciones.

Por otro lado, el niño fue derivado al Centro Otorrino Diamante, donde le indicaron la colocación de un implante especial para su caso. Ángel estuvo cuatro meses ingresado en el Garrahan.

El reclamo de la madre

“El implante que necesita sería puesto solo del lado izquierdo, porque del derecho tiene la malformación. Debía ser puesto al año como máximo y ahora él tiene un año y tres meses”.

Tras el pedido inicial realizado en noviembre del año pasado, en febrero la familia presentó una carta documento a Ioscor intimando por el cumplimiento de las obligaciones de cobertura.

El plazo de respuesta debía ser de 48 horas y pasaron tres meses, con severas consecuencias sobre la salud del bebé. “No contar con el sentido del oído le genera problemas de equilibrio para sentarse y pararse. Cada vez me cuesta más comunicarme con mi hijo, y a él su capacidad de expresión”.

Lucía indicó que el acceso al implante coclear le permitiría avanzar a otro tipo de tratamientos para recuperar su salud integral.

“¿Por qué tengo que recurrir a un amparo para que Ioscor le garantice la salud a mi hijo? El tiempo pasa y las secuelas se profundizan. Tienen que cubrir el implante indicado por especialistas y no el que a ellos les parece”, finalizó la madre.

Fuente: El Litoral                                      Autor: portalcorrientes.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí