Incendios en Corrientes: Cómo acceder a los créditos y subsidios para productores.

0
47

Ya están disponibles los aportes no reintegrables de hasta 500.000 pesos y líneas específicas para la recuperación productiva después de los incendios.

Inmensas superficies devastadas por el fuego, miles de cabezas de ganado perdidas, represas secas y bosques cultivados de pino y eucaliptos convertidos en cenizas y carbón. Tras el duro golpe climático de los últimos dos meses, sumado a los dos años de extrema sequía, las distintas cadenas productivas de Corrientes buscan ahora estrategias para poder “volver a ponerse de pie”, tal lo expresaron en diversos comunicados las entidades que nuclean a arroceros, forestales, ganaderos y citricultores de la provincia.

Y aunque las pérdidas económicas son multimillonarias y la perspectiva  señala un invierno con el 30 % menos de pastura disponibles, las herramientas financieras y de subsidios dispuestos por el Gobierno provincial para asistir en la emergencia agropecuaria e ígnea ya están disponibles; lo que permitirá activar cuanto antes la recuperación.

Una de las cadenas prioritarias es la ganadera, por su cantidad de unidades productivas registradas en la provincia y además porque, a pesar de los daños, todavía se puede “buscar no parar la fábrica”.

De unas más de 30.000 explotaciones agropecuarias en la provincia, “tenemos unas 22 unidades productivas dedicadas a la ganadería, de las cuales la gran mayoría corresponde a pequeños productores”, apuntó Eduardo Ortiz, referente del Plan Ganadero provincial.

“Además tenemos tabacaleros, yerbateros, citrícolas, algunos dedicados a la forestación y la horticultura”, mencionó por su parte el ministro de Producción, Claudio Anselmo. “Vamos a ir por todas las actividades, de acuerdo a la afectación de cada uno y la prioridad. Estamos trabajando de manera coordinada con el equipo de Economía Agraria, las delegaciones del Ministerio de producción y las distintas Municipalidades”, finalizó.

Así, con un fondo especial constituido por la emergencia de unos $ 200 millones, comenzaron desde ayer a otorgarse los fondos por asistencia directa no reembolsable y a sola firma a productores afectados por los incendios y las sequías, comprendidos por la emergencia.

Así, se comenzó por aquellos que ya presentaron su declaración jurada por la emergencia agropecuaria en las distintas localidades. Los aportes son de hasta $300.000 para pequeños productores y de hasta $ 500.000 para medianos. El productor agropecuario deberá acreditar solamente fotocopia del documento nacional de identidad, fotocopia del Renspa, actividad principal productiva vinculada con el sector agropecuario o forestal.

“Se dará prioridad a aquellos productores que hayan sufrido incendios en sus establecimientos y luego considerarán a aquellos que estén afectados por la sequía. El Instituto de Fomento Empresarial (IFE) será el organismo encargado de implementar la distribución y entrega de subsidios”, informaron desde la cartera productiva.

Créditos por la emergencia ígnea 

“Durante todo el fin de semana largo tuvimos reuniones para terminar de definir los criterios con que se otorgarán los créditos y desde hoy (por ayer) el BanCo y los agentes financieros que intervienen ya comenzaron a recibir a los interesados. Depende de la estructura de la empresa y los montos que puede solicitar, es la línea específica a tomar”, explicó Ortiz.

“Hay un esquema financiero para atender a todos los productores, de todas las actividades”, enfatizó el referente del Plan Ganadero provincial. “En el mismo formulario de la declaración jurada, se puede especificar si se les quemó una parte del campo y en qué porcentaje. Luego, esa información se puede constatar a través de fotografías satelitales. La idea es atender con prioridad a los que sufrieron incendios. Y solo con la constancia de iniciado el trámite de la emergencia, ya se pueden solicitar los créditos”, detalló.

“Hay que recordar que quizás no todos los productores afectados se presenten a la emergencia. Quizás un productor más grande no solicite la ayuda del subsidio, pero sí los créditos. Y en cada caso, se aplica al formulario de la emergencia en primera instancia”, explicó.

El programa de Asistencia Estratégica para Emergencia Ígnea consiste en líneas crediticias desde $ 3 millones a $ 15 millones con un plazo de hasta en 84 cuotas; con sistema de amortización alemán mensual, trimestral o semestral y con un plazo de gracia de hasta 12 meses.

La línea de hasta $ 3 millones destinada a inversión y/o adquisición de bienes de capital e infraestructura ofrece un plazo de hasta 84 meses. Es a sola firma y con una tasa fija de 19 %.

Asimismo, la línea de hasta $ 15 millones también tiene un rango de 84 meses, con un plazo de gracia de hasta 12 meses con   garantía real, SGR o fondo de garantía, prenda e hipoteca con destino a inversión o adquisición de bienes de capital e infraestructura.

Los interesados podrán requerir mayores informes en los ministerios de Producción y de Hacienda; en sucursales del IFE en el interior de la provincia; en las delegaciones de la Dirección General de Rentas (DGR) de todo el ámbito provincial y en cualquier sucursal del Banco de Corrientes.

Forraje y remates

Un equipo de cinco personas se constituyó como un “centro de logística” dedicado puntualmente a coordinar el traslado y la entrega de rollos de fardo de forraje que productores de distintas provincias argentinas decidieron donar como un aporte de ayuda a los productores ganaderos correntinos afectados por los incendios. Desde La Pampa, lograron reunir más de mil toneladas; también se comunicaron con el Ministerio de Producción entidades y productores desde otras provincias. “Un solo productor de Santa Fe informó que tiene disponibles unos 700 rollos de 450 kilos cada uno. La mayor dificultad sigue siendo el traslado”, explicó Ortiz.

Así, desde la oficina del Plan Ganadero trabajan ahora para “concretar los envíos  que vienen con flete pago y desde las provincias que están más cerca y que lleguen a municipios con galpones o predios fuera de las ciudades, ya que se trasladan en carretones de gran porte”, apuntó. En paralelo, se coordina con dos camiones del Ejército el traslado desde lugares más distantes como La Pampa y Buenos Aires. “El invierno va a ser largo, esto recién empieza, por eso pedimos que los que tienen forraje puedan acopiarlo hasta que podamos mandar a retirar. Todo tiene un costo alto, de combustible y de alojamiento de los choferes”, explicó Ortiz.

Por otra parte, el Plan Ganadero ya tiene 11 remates para pequeños productores programados para los meses de  marzo y abril, de los cuales el Gobierno costea el traslado de los animales y el derecho de pista. El primero se realizará el 9 de marzo en Caá Catí y seguirá el 15 en Santo Tomé.

Fuente: República de Corrientes  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí