Dr. Daniel Lopez Rosetti: ¿Cuál es la relación entre la personalidad y el estrés?

0
191

Hay dos tipos: la personalidad A y B. Características de las personas que representan cada uno y cómo puede llegar a generar estrés si no se “baja un cambio”.

La personalidad tiene mucho que ver con que una persona desarrolle o no un síndrome de estrés.

Pero ¿Qué es la personalidad? 

La personalidad es nuestra conducta establecida en el tiempo, es decir, lo que nos caracteriza de forma longitudinal, lo que hace que uno es de tal modo. Es nuestro modo de ser. Y resulta que hay personalidades o modos de ser que están más predispuestos al síndrome del estrés o que se estresan con más facilidad.

Una de esas personalidades se les llama “Personalidad Tipo A”. Nosotros, en la especialidad de medicina del estrés y la psiconeuroinmunoendocrinología clínica, lo llamamos, coloquialmente, petardos de mecha corta, son esas personas que se estresan con facilidad, que explotan de nada y acumulan cargas en los días y en la vida y se estresan con facilidad.

¿Cuáles son las características de la personalidad tipo A? Si usted se identifica con muchas de ellas y con intensidad en muchas de ellas, es probable que usted sea una personalidad Tipo A. Es bueno conocerse. Hay tests psicológicos cognitivos que miden esto, pero en general podemos decir lo siguiente para ver si usted se identifica y si le sirve de algo para lograr un camino de autoconocimiento.

La personalidad Tipo A, son personas dinámicas, activas, muy competitivas, que quieren ganar siempre, que juegan con el hijo al tenis y le quieren ganar 6-0, 6-0, quieren ganar siempre, muy competitivas. Viven en virtud del tiempo, tienen agendadas muchísimas cosas en forma continua, no tienen espacios libres, de ocio, son muy puntuales y hacen notar que son muy puntuales. Además, siempre están haciendo cosas, son personas que a lo mejor hablan deprisa, son esas personas que terminan la frase por uno.

También tienen tendencia a vivir aceleradamente, eso es lo que se llama personalidad Tipo A, en inglés Type A Behaviour, es decir conducta Tipo A, más que personalidad Tipo A, y fueron descriptas en 1957 por los profesores Roseman y Friedman en California, y se hicieron muchos estudios respecto a eso, y sabemos que cuando una persona es verdaderamente una personalidad Tipo A, tiene mayor tendencia a enfermedades, incluso las cardiovasculares.

Cuando uno diagnóstica con test cognitiva la personalidad Tipo A, la posibilidad de tener una enfermedad cardiovascular es 2,5 veces más que la personalidad opuesta, que es la llamada personalidad Tipo B. 

La personalidad del Tipo B se caracteriza por ser tranquilas y pacientes, aunque aparentemente son menos productivas, se toman el tiempo de reflexión para una mayor calidad y toma de decisión pausada; suelen presentar un alto grado de adaptabilidad y no muestran demasiada resistencia al cambio; tienden a la introversión; sus actos son calmados, hablan sin prisa y sus gestos reflejan tranquilidad. Muestran sensibilidad y empatía hacía los demás, pudiendo en ocasiones olvidar sus propias necesidades o derechos. Debido a estas características, los individuos de tipo B son descritos, a menudo, como apáticos y desinteresados por las personas del tipo A.

Los beneficios para la salud se han relacionado más bien con la capacidad de recuperar el equilibrio emocional tras una crisis; gestionar adecuadamente el estrés; conseguir un buen equilibrio entre su sistema nervioso simpático y su sistema nervioso parasimpático; no suele experimentar ansiedad en su día a día y ante los retos que se le propone.

En general son personas que tienen buena autoestima, se sienten a gusto consigo mismas. Se posiciona en un nivel de igualdad con respecto a los demás, con poca sensación de envidia. Se centra en su bienestar, lo que le ayuda a no estar comparándose en exceso con los demás. Por su capacidad de escucha y de empatía, son personas socialmente bien aceptadas.

¿Por qué hay que saber esto?

Para que cada uno examine cuáles son sus conductas y si cree coincidir en este estilo conductual, lo que a lo mejor tenemos que hacer es darnos más tiempo para, como se dice habitualmente, bajar un cambio, tener más espacios de tiempo y aumentar nuestra tolerancia para todos quienes nos rodean.

*El doctor Daniel López Rosetti es médico (MN: de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Presidente de la Sección de Estrés de la World Federation for Mental Health (WFMH). Y es autor de libros como: “Emoción y sentimientos” (Ed. Planeta, 2017), “Equilibrio. Cómo pensamos, cómo sentimos, cómo decidimos. Manual del usuario.” (Ed. Planeta, 2019), entre otros.

Realización: Gastón Taylor / Edición de video: Sofía Boutigue / Producción: Macarena Sánchez/ Guión: Delfina Carbone Mac Grath.

Fuente: Infobae.com

Autor: Portal Corrientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí